¡Baja de peso sin hacer ejercicio!

Cambia tu alimentación

A pesar de que trato de hablar de temas mayormente enfocados en aspectos culturales o sociales, no quiere decir que yo, el Señor Interesante, no sepa sobre remedios caseros; mis conocimientos y yo somos universales, queridos.

Además, yo también sufro por mi peso, como todos los demás, y también sé que para la mayoría de nosotros es muy desgastante, cansado e incluso aburrido o casi imposible hacer ejercicio, cuestión que nos hace entrar en un círculo vicioso y obeso: no bajo de peso porque no hago ejercicio, pero me da mucha flojera hacer ejercicio, por lo que no bajo de peso…

Cambia tu alimentación

Pero no se me preocupen, mis fieles lectores, que aquí les tengo unos cuantos consejos que, sin necesidad de desgastarte físicamente, te harán bajar de peso (o al menos sentirte mejor)

• Cambia tu alimentación. Sí, yo sé que las garnachas, el refresco y el pan de dulce han sido el amor de tu vida, pero es tiempo de decirles adiós. O al menos tomarte un tiempo. Ojo: esto no quiere decir que tienes que matarte de hambre o no comer nada durante dos meses; sólo tienes que fijarte un poco más en lo que vas a comer y buscar siempre la opción más saludable. Si puedes cambiar esos platillos fritos por su versión asada o al vapor, pronto comenzarás a ver los resultados.

• Des-can-sa. Así como lo oyes: para bajar de peso debes de descansar, ya que con ello se compensan tu cuerpo y tu metabolismo, lo que te ayudará a bajar de peso más rápido; por el contrario, si te desvelas o no descansas lo suficiente, tu cuerpo estará igual de sacado de onda que tú cuando te paras sobre una báscula y ves que subiste dos kilos aun cuando te mataste de hambre. Además, si descansas lo suficiente no sólo quemarás más calorías, sino que te sentirás mejor en todos los sentidos y tendrás más energía para, por qué no, comenzar a hacer ejercicio ;)

Cambia tu alimentación

• ¡Desayuna bien! Aunque no lo creas, tu metabolismo digiere de diferente manera los alimentos según la hora en la que los comas; es por ello que todo lo que ingieras en el desayuno será procesado más rápido y mejor que lo que consumas en la comida o en la cena. Así que desayuna fuerte, no te atasques en la comida y cena ligero. ¡Tu cuerpo te lo agradecerá!

• ¡Muévete! Si tienes que desplazarte distancias no-tan-largas para llegar a tu trabajo prueba por irte caminando o tomar métodos de movilidad alternativos, como las ecobicis (o la marca que prefieras); así no sólo activas tu metabolismo, sino que ayudas al planeta contaminando un poquito menos mientras que ejercitas tus músculos y quemas grasa de forma sencilla.

Estas son algunas recomendaciones saludables que te ayudarán a alcanzar tu objetivo, y aunque yo sé que es complicado tanto por tiempos como por ánimo o ganas, la actividad física es importante no sólo para bajar de peso, sino para tener una mejor calidad de vida y por salud. Trata de moverte más, camina un poco o encuentra alguna actividad que te guste y que te ayude a moverte y a sacar todo el estrés que traes dentro; te quitarás un peso de encima, literalmente.

Abrazos un-poco-menos-obesos,

Señor Interesante